Retour page d'accueil

IDHAE World  Globebservatorio mundial sobre los derechos de defensa y las amenazas contra los abogados

OTRAS IDHAE ACCIONES URGENTES

OBSERVATORIO PARA LA PROTECCION DE LOS DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS

Amnistía Internacional- Acciones Urgentes

Protection Online

Ultima Hora Defensores

DERECHOS

Human Rights

Proyecto Desaparecidos: Notas

Human Rights Watch Campañas (HRW)

Equipo Nizkor |

Retour page d'accueil

ACCIÓN URGENTE ABOGADO

SIRIA

 El 10 de noviembre 2009

La junta disciplinaria de la sección de Damasco

del Colegio de Abogados

decidió prohibir permanentemente  a  

Retour page d'accueil

abogado de derechos humanos

Muhannad al-Hassani

 

Source : Human Rights Watch.  

 

El 10 de noviembre, el Colegio de Abogados de Siria decidió de dictar una prohibición permanente del ejercicio de la abogacía contra Muhannad al-Hassani, presidente de la Organización de Derechos Humanos de Siria (Sawasiyah), Amnistía Internacional y la Comisión Internacional de Juristas han manifestado hoy, 12 de noviembre de 2009, que tal media parece ser una enérgica y preocupante señal dirigida a otros abogados para disuadirles de realizar actividades legítimas en favor de los derechos humanos.  
 
La junta disciplinaria de la sección de Damasco del Colegio de Abogados decidió prohibir permanentemente a Muhannad al-Hassani, colegiado desde hace 15 años, ejercer la abogacía por las cinco razones siguientes:  
- “ser presidente de la Organización de Derechos Humanos de Siria, establecida sin permiso oficial y ni aprobación del Colegio de Abogados”;  
- “hacer que la organización realice sus actividades de manera perjudicial para Siria”;  
- “publicar información falsa y exagerada que menoscaba el Estado y su reputación en el extranjero”;  
- “asistir a procedimientos del Tribunal Supremo de Seguridad del Estado y documentarlos sin ser abogado de los acusados”, y, por consiguiente,  
- “violar la legislación que regula esta profesión, así como las normas internas [del Colegio de Abogados], y dañar la dignidad, el honor y las tradiciones de esta profesión”.

Estas razones guardan relación explícitamente con el trabajo de Muhannad al-Hassani como defensor de los derechos humanos, en concreto con su asistencia como observador a juicios ante al Tribunal Supremo de Seguridad del Estado, que incumplen las normas internacionales de justicia procesal, para informar de ellos.  
 
Los abogados de Muhannad al-Hassani tienen pensado apelar contra la decisión de la sección de Damasco del Colegio de Abogados ante un mecanismo de examen de éste.  

El procedimiento disciplinario seguido contra Muhannad al-Hassani comenzó el 2 de agosto, poco después de que un juez de instrucción le imputara formalmente, el 30 de julio, los cargos de “debilitar el sentimiento nacional” y “difundir información falsa que podría menoscabar la moral de la nación y dañar la reputación el Estado en el extranjero”. Estos cargos, que en opinión de Amnistía Internacional tienen por objeto castigar su trabajo en favor de los derechos humanos, están claramente reflejados en dos de las razones aducidas por el Colegio de Abogados.  
 
Muhannad al-Hassani se halla en la actualidad en espera de juicio en la prisión de ‘Adra, cerca de Damasco.

 

Muhannad al-Hassani, que asistía con regularidad como observador a los juicios celebrados ante el Tribunal Supremo de Seguridad del Estado, fue detenido el 28 de julio por miembros del Servicio de Seguridad del Estado, acusado de “debilitar los sentimientos nacionales” y “divulgar noticias falsas”.

El jueves lo trasladaron al Palacio de Justicia de Damasco, donde fue interrogado y acusado formalmente en una vista a puerta cerrada a la que no tuvo acceso su abogado. Le podrían condenar a una pena máxima de 15 años de cárcel.

A Muhannad al-Hassani ya le habían interrogado en varias ocasiones antes de su detención, pues se cuestionaba su defensa de detenidos políticos y su trabajo en la Organización Siria de Derechos Humanos (SAWASIYAH). 


El 28 de julio de 2009,  
fue detenido Muhannad al-Hassani, por sus actividades legítimas en defensa de los presos políticos en Siria. Al parecer, el abogado ha sido acusado de “socavar el sentimiento nacional” y “difundir noticias falsas”, y se encuentra en la cárcel de Adra en Damasco.

Antes de ser detenido, la agencia de Información General, una de las muchas fuerzas de seguridad que operan en Siria y que gozan de excesivas facultades para restringir los derechos a la libertad de expresión y asociación de los ciudadanos, lo había citado varias veces para interrogarlo. Los interrogatorios se habían centrado en sus actividades en el ámbito de los derechos humanos, como su defensa de detenidos por causas políticas y el trabajo de su organización (la Asociación pro Derechos Humanos de Siria, SAWASIYAH), de cuya junta directiva es presidente. SAWASIYAH vigila y da a conocer las violaciones perpetradas por las autoridades sirias. Muhannad al-Hassani suele asistir como observador en los juicios ante el Tribunal Supremo de Seguridad del Estado, cuyos procedimientos distan mucho de cumplir las normas internacionales sobre garantías procesales.

Según fuentes sirias, Muhannad al-Hassani fue llevado el 30 de julio al Palacio de Justicia de Damasco, donde, tras ser interrogado por el juez de instrucción, se presentaron cargos contra él. La vista no fue pública y ni siquiera se permitió el acceso a su abogado.

En 2007, las autoridades impidieron a Muhannad al-Hassani y a otros abogados de derechos humanos (Khalil Ma’atouq, Mustafa Osso, Radif Mustafa y Hasan Masho) viajar a Egipto para asistir a un seminario organizado por la Federación Internacional de los Derechos Humanos y el Instituto Cairota de Estudios de Derechos Humanos. Más recientemente volvió a pedir permiso para viajar a Egipto y asistir a un curso de formación sobre derechos humanos que organizaba el Instituto Cairota de Estudios de Derechos Humanos, pero de nuevo se le denegó. Esta es una práctica habitual de las autoridades Sirias para castigar a los defensores de los derechos humanos y asegurarse de reprimir el más leve indicio de disidencia política.

  

IDHAE  Pide la puesta en libertad inmediata del conocido abogado de derechos humanos sirio Muhannad al-Hassani,

Expresa su más profunda preocupación por la detención del Sr. al-Hassani destinada, según parece, a penalizar sus actividades en el ámbito de los derechos humanos, en particular en lo que al control del Tribunal Supremo de Seguridad del Estado de Siria y la supervisión de las condiciones de detención en Siria se refiere;

Expresa su más profunda preocupación por la elevada represión de que siguen siendo objeto los defensores de los derechos humanos en Siria así como por la ausencia de avances en relación con el respeto de los derechos humanos por parte de las autoridades sirias; confía en que Siria, país que podría desempeñar un importante papel en la pacificación de la región, mejorará y respaldará los derechos humanos y la libertad de expresión en el país;

Pide a las autoridades sirias que pongan fin a la política de persecución y acoso de la que son objeto los defensores de los derechos humanos y sus familiares y que pongan en libertad con carácter inmediato a todos los prisiones de conciencia, a los defensores de los derechos humanos, incluidos Anwar al-Bunni y Kamal Labwani, y a los pacifistas;

Pide a las autoridades sirias que garanticen el funcionamiento transparente del sistema judicial y que presten una atención especial al Tribunal Supremo de Seguridad del Estado de Siria;

Insta a las autoridades sirias a que cumplan de manera estricta la mencionada Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes y otros documentos y normas internacionales pertinentes para garantizar que las personas detenidas en las prisiones sirias:

· reciben un trato adecuado y no son sometidas a torturas ni a otros tipos de malos tratos,

· pueden acceder rápida, regularmente y sin restricciones a sus familias, abogados y médicos;

7.  Reitera su convencimiento de que el fomento de los derechos humanos es uno de los pilares de las relaciones entre la UE y Siria ; acoge con satisfacción el diálogo que mantienen la Unión Europea y Siria y confía en que los esfuerzos que se están realizando con carácter permanente generen mejoras no solo en lo que se refiere a la situación económica y social en Siria sino, también, en los ámbitos político y de los derechos humanos; pide a la Presidencia sueca, al Consejo y a la Comisión que, antes de la firma del Acuerdo de asociación, adopten un plan de trabajo en el que se señalen claramente las mejoras concretas en el ámbito de los derechos humanos que esperan de las autoridades sirias;

 

 

 

TAKE ACTION NOW !

 

page precedente

haut de la page

page suivante

 

 

-->